Rociana del Condado es un municipio con una variada y rica gastronomía, en la que se combina una suculenta tradición gastronómica acompañada del buen vino rocianero.

Uno de los ingredientes básicos de muchos de sus platos es el cerdo, cuya matanza constituye un rito ancestral que tiene lugar entre los meses de diciembre y enero.

Gracias a la riqueza cinegética de sus alrededores, en Rociana se puede encontrar una excelente carne de caza, con la que se elaboran platos tan sugerentes como por ejemplo el “conejo en salmorejo”, perdices, etc. Por otra parte, la denominada “carne de macho” o de cabrío resulta muy sabrosa, cocinada en la popular “caldereta de chivo”. No se puede pasar por alto de ningún modo los excelentes revoltillos con tomate que se preparan en la localidad.

Respecto a los postres, la repostería en Rociana, alcanza una excelente calidad, especialmente en los dulces de Semana Santa como los roscos, pestiños y hornazos. Gracias al auge de los cultivos de primor en la zona, el fresón se ha convertido en el postre más característico del pueblo.

Como se comentó anteriormente, lo que no puede faltar en la mesa es el buen vino de Rociana, seña de identidad de los pueblos de la zona.

Platos Típicos

Rociana del Condado es un municipio con una variada y rica gastronomía, en la que se combina una suculenta tradición gastronómica acompañada del buen vino rocianero.

Uno de los ingredientes básicos de muchos de sus platos es el cerdo, cuya matanza constituye un rito ancestral que tiene lugar entre los meses de diciembre y enero.

Gracias a la riqueza cinegética de sus alrededores, en Rociana se puede encontrar una excelente carne de caza, con la que se elaboran platos tan sugerentes como por ejemplo el ‘conejo en salmorejo’, perdices, etc.

Por otra parte, la denominada ‘carne de macho’ o de cabrío resulta muy sabrosa, cocinada en la popular ‘caldereta de chivo’.

No se puede pasar por alto de ningún modo los excelentes ‘revoltillos con tomate’ que se preparan en la localidad.

Dulces Tradicionales

La repostería de Rociana hunde sus raíces en los antiguos recetarios de la España medieval, rindiendo un justo homenaje a las culturas judía e hispanomusulmana, entre cuyos productos es preciso citar, como máximo exponente de tradición, el hornazo, que se encuentra vinculado a la Navidad y a la Semana Santa.

Para seguir las huellas casi perdidas de la repostería tradicional rocianera, que se mantiene en la memoria de las abuelas y en la sabiduría culinaria estrictamente local, nos podrían sorprender postres de leyenda con nombres como: arropes, buñuelos, bollera de aceite, magdalenas, bizcochos, alfajores, roscos de vino, gachas, perrunas, pestiños, leche frita, torrijas, rosas, flan, sopa dulce, roscos de virgen, huesos de santo, huevos moli, castañas guisadas… postres que existen arraigados en Rociana al igual que la solidaridad y la hospitalidad de sus gentes.

Las familias rocianeras las elaboran desde muy antiguo, ya lo recibía en su mesa la Duquesa de Medina Sidonia, Isabel de Fonseca, que fundó en 1550 una capellanía para la iglesia en este lugar.

Rociana, desde siempre, ha sido un pueblo eminentemente campesino. Las fiestas de Pascua se solemnizaban conservando la tradición de hacer los dulces que habían de comerse en Nochebuena en el hogar: dulces de masa frita recubiertos de miel, pestiños, piñonates y tortas; y no quedan familias en los pueblos que se pierdan las costumbres de probar en la Pascua los hornazos; las unas porque los labraron, las otras porque los recibieron como regalo en muestra de afecto y cariño.

Frutos Rojos

La nueva agricultura, que se introduce entre los años 80 y 90 del siglo pasado, tiene como principal exponente las fresas, las frambuesas y los arándanos.

Esta otra forma de actividad agrícola está mucho más tecnificada y ha puesto en regadío terrenos arenosos con extracciones del acuífero. Ocupa entre 300 y 400 hectáreas, gran parte de ellas en término de pueblos vecinos.

logo sede electronica Rociana

Próximos Eventos

    Actualmente no hay información